#METOOPERIODISTASMEXICANOS

Por Norma Cardoso

Hace unas semanas se puso en boga el hashtag #MeToo, que en español es “yo también”, este movimiento empezó desde octubre de 2017, con el caso Harley Weinstein, productor de Hollywood, que fue denunciado por abusos sexuales, cometidos durante décadas.

Artistas como Angelina Jolie, Daryl Hannah, Gwyneth Paltrow, Mira Sorvino, Salma Hayek, entre otras, dijeron haber sido víctimas del productor de Hollywood, por la conducta inapropiada.

Fue desde ahí que nació el movimiento #MeToo, con el cual miles de mujeres en todo el mundo han utilizado para expresar los abusos y acosos de los que han sido presas, donde han mencionado, además, el nombre de su agresor y cómo se dieron los hechos.

De acuerdo a varias publicaciones, fue la actriz Alyssa Milano, quien invitó a las mujeres de todo el mundo a que se expresaran vía Twitter para denunciar casos de abuso y acoso machista, con el hashtag #MeToo; sin embargo, ya se había gestado un Me Too, en el año de 1996, destinado a dar testimonios de abusos, agresiones o explotación sexual.

No obstante que este movimiento con el hashtag #MeToo, ha sido aceptado por una buena cantidad de mujeres y hombres, hay un porcentaje, aunque mínimo de personas que están en desacuerdo en este tipo de campañas, principalmente, porque quienes han sido acusados “no han tenido la posibilidad ni de responder ni de defenderse, se le ha situado al mismo nivel que los delincuentes sexuales” (escriben Millet, Caven y Deneuve).

“Esta justicia expeditiva ya tienen sus víctimas, los hombres castigados en el ejercicio de su profesión, obligados a renunciar, cuando solo han sido culpados de tocar una rodilla, haber intentado dar un beso, hablar de cosas íntimas en una cena profesional, o haber enviado mensajes de connotación sexual a una mujer que no se sentía atraída de manera recíproca” dijeron Millet, Caven y Deneuve, artistas francesas.

Por otra parte, hay quienes defienden, este movimiento, pues, quien ha sufrido acoso es una forma de sacar eso que lleva dentro de su alma, que la corroe y que al externarlo es un alivio, ya que la decisión de no ir a la Fiscalía a denunciar, es porque no pasa nada con su denuncia, es más, en muchas de las veces ni siquiera le toman la declaración. Por eso, las mujeres están denunciando sus abusos a través de las redes sociales por el #MeToo, ahí pueden sacar eso que tal vez han guardado por años.

Las “benditas redes sociales” sin lugar a dudas, hoy por hoy, influyen mucho en la gente, ya que dicho movimiento ha generado que se vuelquen hacia los supuestos acosadores sexuales, tal como sucedió con el integrante del grupo musical "Botellita de Jerez”,

Llama la atención el hashtag #MeTooPeriodistasMexicanos, donde mujeres realizaron 329 denuncias vía Twitter a 197 periodistas por acoso sexual y fueron 74 empresas periodísticas mencionadas, en primer lugar, La Jornada; en segundo lugar, Grupo Imagen (incluye Excelsior), por mencionar algunos. Fue el grupo de Periodistas Unidas Mexicanas (PUM), quienes iniciaron con el hashtag #MeTooPeriodistasMexicanos y realizaron estas estadísticas; emitieron, además, una lista de represalias, necesidades y aprendizajes, así como sus conclusiones. Cabe mencionar, que hasta un periodista nayarita fue denunciado por acoso.

Como conclusión, Periodistas Unidas de México, indicó que: ninguna empresa periodística cuenta con protocolos adecuados, o bien aplicados, que protejan ante cualquier tipo de acoso, hostigamiento o agresión sexual en el ejercicio de su trabajo; la gran mayoría de las áreas de recursos humanos no sabe cómo actuar, por eso, hay que capacitar a su personal; también abogan por medidas de prevención como campañas de concientización; que el personal activo y los nuevos contratados firmen una cláusula de “NO al acoso”, entre otras.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

COMENTA, NOS INTERESA TU OPINIÓN SOBRE EL ARTÍCULO


NUESTROS OPINADORES

 

 

 

 

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

rss

feed-image Entradas del canal electrónico

Free Joomla templates by L.THEME