DE LA FELICIDAD DEL PRESIDENTE

Por Efraín Moreno Arciniega

Amigas y Amigos;

OTRA VEZ EL TÍO SAM

Alguna vez, el entonces Secretario de Estado del Gobierno de Eisenhower, John Foster Dulles, declaró:

“Los EE.UU no tienen amigos, sólo intereses”.

Y hoy el presidente Trump aplica a cabalidad esta política del Imperio.

El debate sobre el problema de los aranceles que pretende hoy imponer el Gobierno de los EE.UU a México, se ha centrado en determinar, si lo que hasta ahora ha aceptado el Gobierno de México al respecto ha sido o no correcto.

Nuestro actual presidente se declara muy feliz, pero muy feliz, de dicho acuerdo.

Muchos mexicanos no lo estamos tanto.

Percibimos, que hasta donde van estas pláticas, México está haciendo lo que ordenaron los EE. UU.

Y esto, francamente, no nos gusta a muchos mexicanos.

Con lo signado con el Gobierno Norteamericano, los mexicanos hemos perdido soberanía:

Nuestra Política Migratoria ahora nos la dicta EE.UU.

Hecho que es muy grave para los que queremos ver un México soberano, libre e independiente.

No encuentro con ello, pues, por qué tanta felicidad manifiesta de nuestro presidente.

Sin embargo, con los datos que tenemos al respecto la mayoría de los mexicanos, a nuestro presidente, pienso, no lo quedaba de otra.

Lo comprendo.

Si las cuentas al respecto, fueron sobre los datos que tenemos el común de los mexicanos; no le quedó al presidente otra alternativa.

Hacer otras cosas al respecto, como diversificar nuestro comercio con otros países, lleva tiempo; no es tan rápido.

Mientras tanto..¿qué?

Eran, y son, muchos los intereses que estaban, y los están, de por medio:

Más de 570 mil millones de dólares que al año se intercambian comercialmente México y los EE.UU.

Mil millones de dólares diarios, que exporta México a ese país; para un total de 365 mil millones de dólares al año.

Un superávit de más de 70 mil millones de dólares anuales a favor de México.

De haber entrado en vigencia el arancel del 5% a nuestras exportaciones, México, hubiera perdido, de entrada, cerca de un millón de empleos; y más de 7 mil millones de dólares.

Hechos que hubieran sido gravísimos para la actual situación de México.

Aunque con una cuestión también:

¿Qué tanto hubieran perdido igualmente con ello los EE.UU?

Porque es claro que con esta confrontación, los Norteamericanos no se iban a ir en blanco.

Y es aquí, donde muchos mexicanos tenemos muchas dudas respecto de la determinación que tomó el Gobierno Mexicano frente a este problema.

¿Realmente era esta la única salida que tenía el Gobierno él Mexicano?

Porque para colmo de nuestros males, con lo signado, México no ganó absolutamente nada; sólo pospuso la amenaza.

Porque como sabemos:

Si a juicio del Gobierno Norteamericano, México no está haciendo lo comprometido, los EE.UU en 90 días aplicarán los aranceles.

No entiendo pues, en dónde está la ganancia de esta negociación, que el actual Gobierno Federal nos trata de vender de muy buena; y menos entiendo la felicidad por ello, que hoy tiene nuestro presidente.

¿No hubiera sido mejor aguantar el primer golpe del Señor Trump, para ver cómo reaccionaban con ello los afectados de los mismos Estados Unidos?

¿Por qué nos dimos a la primera?

¿Tiene otra jugada el Gobierno Mexicano escondida?

Ojalá.

Por lo pronto, muchos mexicanos no estamos tan felices con esto, como lo está hoy nuestro presidente.

Simplemente estamos serios pensando.

De las incongruencias del discurso de nuestro presidente, como la muerte del neoliberalismo, y la conclusión de la migración; luego hablamos.

¡Un saludo para Tod@s!

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

COMENTA, NOS INTERESA TU OPINIÓN SOBRE EL ARTÍCULO


NUESTROS OPINADORES

 

 

 

 

 

 

rss

feed-image Entradas del canal electrónico

Free Joomla templates by L.THEME