TRUMP…VIENTO EN POPA

>> Avanza su plan reeleccionista -México pagará el “muro sur” -Gobernadores cierran filas con AMLO.

Por Mario Díaz

CON todo y que no se puede hacer a un lado el apetito reeleccionista del presidente de los Estados Unidos de Norteamérica DONALD TRUMP, es una realidad que la política migratoria del mandatario yanqui está obligando al gobierno mexicano a tomar cartas en el asunto.

Con mesura u obligado, el tlatoani azteca ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR ha dispuesto el freno migratorio de ciudadanos centroamericanos mediante la presencia de 6 mil elementos de la Guardia Nacional.

Desde cierta perspectiva, tal parece que el tío Sam está imponiendo condiciones al gobierno de la Cuarta Transformación con el amago del incremento de aranceles. También, desde ese mismo ángulo, podría decirse que el anglosajón está cumpliendo su sentencia en el sentido de que México pagaría el muro fronterizo.

Y, en efecto, el despliegue civil-militar en la frontera México-Guatemala frenará la migración centroamericana que lleva como intención solicitar asilo en la Unión Americana.

Sin embargo, a pesar del amague arancelario para evitar el flujo migratorio irregular hacia la frontera norte, lo cierto es que el gobierno mexicano debe regular esa situación no tan solo para cumplir la exigencia gringa sino para evitar la sobrepoblación en las ciudades fronterizas, con todo y los efectos colaterales inherentes.

Desde antes de la postura de TRUMP, México estaba obligado a hacer respetar la política nacional en materia de inmigración. Resulta insultante que ciudadanos de países centroamericanos ingresen de manera irregular y en ocasiones violenta, incluso, agrediendo a personal del Instituto Nacional de Inmigración.

En el entendido de que no se trata de violentar los derechos humanos o aplicar una política represora para favorecer intereses ajenos. No, de lo que se trata es que la autoridad migratoria mexicana tenga conocimiento pleno de quién ingresa a nuestro país y con qué finalidad.

Por supuesto, nada ajeno a lo que se practica en cualquier país del mundo en materia de inmigración.

Por lo pronto, el controversial tema provocó el relevo de TONATIUH GUILLEN por FRANCISCO GARDUÑO al frente del Instituto Nacional de Migración (INM), por instrucciones directas del presidente LÓPEZ OBRADOR.

Del mismo modo, el despliegue de 6 mil efectivos de la Guardia Nacional ha dividido la opinión pública a lo largo y ancho del territorio nacional. Por un lado, quienes consideran que con esa medida se está resolviendo un problema estadounidense, y, por otro, un criterio distinto que prefiere la Guardia Nacional atendiendo el grave problema que padece la Nación en materia de inseguridad pública.

No obstante, el gobierno de la Cuarta Transformación ha recibido el respaldo total de cinco gobernadores de aquella región del país.

Veamos:

ALEJANDRO MURAT, de Oaxaca, considera justo y necesario el control del tránsito migratorio irregular; ADRIÁN AUGUSTO LÓPEZ HERNÁNDEZ, de Tabasco, se comprometió a coordinarse con la Secretaría de Salubridad y Asistencia para prevenir brotes epidemiológicos; y CUITLÁHUAC GARCÍA, de Veracruz, coincide con el gobierno federal en que no se debe mezclar el tema de seguridad con el de migración.

Asimismo, RUTILIO ESCANDÓN, de Chiapas, aplaude la acción de la 4T por considerar que la Guardia Nacional regulará el tráfico de inmigrantes y, al mismo tiempo, frenará el tráfico de indocumentados. MIGUEL AYSA GONZÁLEZ, de Campeche, brindó pleno respaldo a ese plan de trabajo del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

En todo ese contexto, no resulta aventurado predecir que al líder del imperio yanqui le está funcionando a la perfección su plan reeleccionista.

Y hasta la próxima.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

0
0
0
s2sdefault

NUESTROS OPINADORES

 

 

 

 

 

 

Free Joomla templates by L.THEME