Artículos de Martín Elías Robles

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

AL PUEBLO, PAN Y CIRCO

Por Martín Elías Robles

“Al Pueblo, Pan y Circo”. Pero, qué pasa cuando el pan está escaso y el circo es de una muy mala calidad. Porque si algo es cierto, es la enorme cantidad de pobres que han ido en aumento estos últimos años en el país.

Razones, las que sean; la crisis mundial, la falta de empleos, o la pésima estrategia del gobierno para diseñar programas de productividad que motiven en las empresas la inversión y el crecimiento. Y para colmo de males, ahí sí, pegándole al sentimiento de los mexicanos, de los millones de compatriotas, lo mal que juega la sele. Digo, para muchos el hambre y el desempleo pueden pasar, pero que la Selección Mexicana ande tan mal cuando sólo faltan unos cuantos días para que inicie el Mundial de Fútbol, eso sí es preocupante. aunque si de algo estamos seguros los aficionados al fútbol, es que México, aunque nos duela y nos repatee, es un equipo bastante malito que si pasa de la primera ronda en la competencia mundialista será un verdadero milagro; una realidad a la que nos negamos cuando imaginamos ver al “Chicharito” levantando la Copa FIFA. Hoy los mexicanos deberíamos estar más preocupados por exigir a las autoridades federales soluciones a problemas como la falta de empleos, estabilidad económica, de desarrollo sustentable, de educación básica, y de salud, entre otras prioridades, más que estar pensando en el sueño guajiro de ver campeona a la selección nacional.    

Que ironías tiene la vida; si supieran los miles de desempleados, los trabajadores mal pagados, y la gente que todos los días sufre para llevarse un taco de algo a la boca, la cantidad de millones de dólares que con su férreo fanatismo deportivo le generan a las empresas del espectáculo; que con el sólo hecho de sentarse a ver a su selección por la televisión le llenan los bolsillos a los Azcárraga y los Salinas Pliego, dueños de estas empresas televisivas que le sirven al gobierno para llevar el circo que mantiene ocupados a los mexicanos. No, el problema no es la Selección Mexicana, a fin de cuentas, el equipo verde también es un vehículo para las asociadas pretensiones económicas de quienes los manejan. Pero si es una tristeza que mientras millones de mexicanos están preocupados por saber qué pasará con su equipo, el país esté lleno de problemas de toda índole. El gobierno sabedor de la fórmula ancestral, como en la época de los romanos, ofrece pan y circo barato a la ciudadanía. Mire usted amable lector, “donde quiera se cuecen habas” ya ve aquí en Nayarit, los aspirantes a la próxima contienda electoral también andan por colonias y pueblos llevando sus regalos y diversiones para ganar adeptos. Esto de las dádivas es una vieja costumbre que seguro da resultados, cuando al paso de tantos años sigue estando tan vigente, sólo que en nuestro estado el pan es un espejismo y el circo lo representan los suspirantes.

DEL AYER, EL PRESENTE Y EL FUTURO. Este 2018, es un tiempo que según los astrólogos y los profetas, marca el inicio de una larga etapa de grandes cambios en el mundo. Se dice que están por presentarse fenómenos nunca vistos en la tierra, cambios climatológicos inesperados, deslumbrantes avances tecnológicos que superarán con mucho lo que conocemos como ciencia ficción. De aquí en adelante habrá sorpresas médicas increíbles, para la solución de enfermedades hasta hoy incurables, y la retención en el avance de la vejez. Dicen, el mundo también pasará a una etapa de guerra, para finalmente llegar a un tiempo de quietud. Como regalo a los creyentes, y sorpresa para los escépticos, según los adivinadores más reconocidos, en el transcurso de estos años los extraterrestres tendrán comunicación con los humanos, muy a pesar de las opiniones del ya desaparecido científico Stephen Howkung quien aseguró que más nos valdría no tener comunicación con algunos seres de otros mundos que tal vez podrían no ser tan amigables con los terráqueos.

A mí como a todos los nostálgicos me gusta más hablar de los recuerdos, de las cosas que han marcado mi vida, de la etapa de los primeros años. Como que entrar en los cincuenta es el tiempo de toda persona para hacer una retrospectiva a conciencia, y en esa tesitura viene a mi memoria lo feliz que he sido en esta tierra santa de Nayarit, en el Tepic de mis abuelos, el de las calles empedradas del centro, y los caballos con carreta cargando la leche bronca o cruda, de las casas de adobe y techos de teja, de los árboles de lima, y los puestos vendedores de nanchis, de las tardes frescas y las mañanas placenteras, del café con canela de mi abuela, del crecimiento de un provinciano pueblo a una gran ciudad; porque aunque sé que Tepic no es la metrópoli del mundo, si es el terruño que a los ojos de quien le amamos es el más maravilloso del universo. La vida nos puede deparar grandes sorpresas, pero indudablemente quienes ya hemos vivido tanto sabemos que el ayer y el hoy son nuestro remanso.

Para comentarios Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

0
0
0
s2smodern