Artículos y Opinión

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

De Huaristemba al recinto ferial de Tepic

Por Jorge González González

La práctica constante de corruptelas en el gremio político, considero es el motivo principal que mantiene a un pueblo, con atraso y en pobreza. La corrupción en Nayarit se ha convertido en una enfermedad tan grande que hoy nos mantiene a todos atrapados en su poder destructivo.

Cuando no hay castigo, cuando existe tolerancia a gobiernos corruptos dicha práctica se va convirtiendo en algo que los demás ven como "normal".

¿Hasta dónde la sociedad nayarita, los ciudadanos, somos responsables de que dicha práctica se vea como parte de nuestro diario acontecer?, ¿Porque tanto descaro y cinismo, en las personas en quienes recae el compromiso de velar por el bienestar de todos?, por la sencilla razón. Porque nunca ha habido un castigo ejemplar a los corruptos.

Y pudo haberse hecho desde el primer momento en que se empezó a observar el ascenso de ciertos individuos y el declive de una sociedad. Lamentablemente no si hizo, ni siquiera hubo el intento por parte de nadie de reclamar, de iniciar una investigación a quienes; a todas luces, mostraban en su rostro la traición no sólo de la confianza en ellos depositada ya sea por medio del voto o por la encomienda: la traición ha ido principalmente al Estado, eso a nadie parece importarle. Comentan a la hora del café muchísimas; acciones para frenar las corruptelas, pero de ahí no pasa.

Los gobernantes en turno son siempre considerados por sus subalternos como un ser intocable, erróneamente una especie de Dios al que hay que agradecerle servir al Estado. Que lejos estamos de entender que se sirven con la cuchara grande, que descapitalizan las arcas públicas y se benefician él, su familia y todos sus secuaces.

Mientras el pueblo empobrece cada día más, paradójicamente los grupos políticos en turno, incrementan su fortuna la cual obviamente, no proviene de un sueldo honesto.

¿Acaso el Congreso del Estado, los llamados representantes del pueblo? ¿o el auditor mayor del OFS Roy Rubio Salazar? No se dan cuenta de lo que ocurre. Y peor aún, No hacen nada para detener las corruptelas aún sabiendo el daño que causan al Estado y a los municipios, y que traen graves consecuencias. La corrupción ha sido por siempre una práctica desleal a la instituciones y a los ciudadanos.

La corrupción ha causado mucho daño a los gobiernos estatal y municipales en Nayarit, se ha tenido como una práctica común: los nayaritas no hemos conocido a alguien (funcionario público) que se le haya impuesto castigo ejemplar, por los saqueos, desvíos de recursos, malversación de fondos. Y saben por qué: porque todos se tapan con el manto protector, de la corrupción e impunidad, con el pacto no escrito entre ellos: "Hoy por ti mañana por mí", bandidos, o no, mi auditor superior del OFS.

"Pero que siga la fiesta.. desde Huaristemba al recinto ferial de Tepic"....Seguro que sí...

Comments are now closed for this entry

0
0
0
s2smodern

 

 Revista Perfiles, un sitio de periodismo ciudadano, con información y opinión proporcionada por ti. Escríbenos a redaccion@revistaperfiles.org y tus ideas serán publicadas