Con Precaución

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

LAS SOPAS INSTANTÁNEAS

Por Sergio Mejía Cano

De los compañeros que quedaron activos en el ferrocarril y que ya están próximos a cumplir los 60 años de edad, ansían que ya se llegue esa edad para retirarse de una buena vez por todas, tanto debido a la inseguridad que priva así como por los nuevos elementos a las que llaman como a una sopa instantánea; y más, porque ahora la oficialidad está siendo integrada por gente que no sabe nada de trenes.

Entre los conocidos que aún andan trabajando en los ferrocarriles hay personal que con el antiguo sistema estándar no hubieran podido llegar a ser maquinistas o conductores; sin embargo, ahora ostentan este título y es el enojo que sienten los compañeros que ya están por cumplir la edad para su retiro debido a que reniegan por esos elementos que fueron creados al vapor o como dicen los más serios: son como las sopas instantáneas, y los mandan al camino sin que tengan la capacidad requerida como antes.

Obviamente que ya están cayendo en lo que la mayoría de los rucos pensamos: que todo tiempo pasado fue mejor; pero viéndola de bien a bien, a unos compañeros que me tocó conocer en el trabajo ferroviario y que no les veía vocación, ahí siguen y ahora ya como maquinistas y conductores; quizás por necesidades de la empresa, pero es algo así como pasa ahora en la política, de que se están creando políticos al vapor única y exclusivamente para poder ser manipulados al antojo de quienes están o podrían estar detrás del trono.

La periodista y conductora de noticieros Denise Maerker se lo dijo con todas sus palabras al candidato Ricardo Anaya Cortés en el programa de Tercer Grado: ¿cuáles son tus credenciales para estar ahora compitiendo para la Presidencia de la República? Y esto porque no ha sido un político de carrera tal y como se ha estilado en nuestro país, en que un político va haciendo y creciendo dentro del ambiente ocupando cargos de elección popular o ser mediáticamente conocido; sin embargo, hoy en día tenemos a este muchacho que de manera meteórica fue ascendiendo en la política llegando de la noche a la mañana a ocupar la presidencia de su partido, el PAN, y de ahí catapultarse a la candidatura a la Presidencia de la República; algo parecido a los trabajadores del ferrocarril que llaman como las sopas instantáneas, sin la preparación necesaria por más doctorados y títulos que pudiera ostentar.

Pero para no irnos tan lejos, al parecer es la tónica de quienes manejan la política nacional en las altas esferas, pues aquí tenemos el ejemplo del ahora exgobernador Roberto Sandoval Castañeda que también de manera meteórica de ser regidor y después diputado local, se lanzó o lo lanzaron a la presidencia municipal del municipio de Tepic, para de ahí saltar a la gubernatura, ¿cómo y por qué? Se supone que había otros connotados priistas esperando su turno en un escalafón imaginario para llegar a ser los candidatos a la gubernatura nayarita; sin embargo, Sandoval Castañeda los brincó, pero obviamente no por su propio peso político, sino porque alguien así lo ordenó o así lo quiso, y he ahí las consecuencias que todavía tendrán de que hablar durante un buen tiempo.

Entonces, así la carrera meteórica también del ya no tan joven aunque así lo parezca, Ricardo Anaya Cortés, quien posiblemente también esté siendo impulsado por alguien tras bambalinas por así convenir a los intereses de ese alguien, ya sea particular o de grupo. Porque claramente se ve que parece un robot Anaya Cortés, pues siempre sale con el mismo sonsonete como si no tuviera otros argumentos, pues todo sería cuestión de sacarlo de los esquemas comunes en los que ha participado y haciéndole preguntas inadecuadas, posiblemente su reacción podría ser similar a la de Enrique Peña Nieto en la Feria Internacional del Libro (FIL), en Guadalajara, Jalisco, cuando le preguntaron sobre tres libros que hubieran significado algo en su vida y que como eso no lo habían contemplado sus asesores, demostró que es un ser manipulado y manipulable.

Así a Anaya Cortés, si acaso en el tercer debate por venir a alguno de los moderadores o a cualquiera de los otros candidatos se le ocurriera preguntarle algo fuera de los machotes acostumbrados, demostrarían que el joven Ricardo Anaya es un muñeco manipulado y que solamente tiene respuestas para lo común. Pero lo que sí está para pensarse es ¿cómo y por qué en tan poco tiempo está como candidato para la grande este candidato del PAN casi extranjero?

Obviamente que podría ser también Anaya Cortés una sopa instantánea:

Sea pues. Vale.

Escribir un comentario

Utiliza los comentarios para expresar tus ideas, opiniones y hasta contradicciones, siempre y cuando sean dentro del marco del respeto a terceros.


0
0
0
s2smodern

 

 Revista Perfiles, un sitio de periodismo ciudadano, con información y opinión proporcionada por ti. Escríbenos a redaccion@revistaperfiles.org y tus ideas serán publicadas