Con Precaución

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

INFILTRADOS HAY DONDE SEA

Por Sergio Mejía Cano

Están por concluir las supuestas precampañas este próximo día 11 del presente mes; supuestas, porque más bien se podrían considerar viles campañas abiertas de proselitismo entre la población y no nada más aparentemente para delegados y militantes de los diversos partidos políticos inmiscuidos en este proceso político que habrá de concluir el uno de julio próximo.

Si todo este tiempo que duraron estas precampañas hubo un bombardeo mediático a más no poder, y eso que nada más estaban dirigidas a un cierto sector de la población y sin embargo, dicho bombardeo fue prácticamente insoportable para gran parte de la ciudadanía porque en sí, los promocionales de los precandidatos los tuvo que oír de una u otra forma ya fuera en la radio, en televisión y desde luego en las redes sociales, las que por cierto no pararán en esta veda que habrá hasta el 30 de marzo, fecha en que comenzarán de bien a bien las campañas electorales en donde el bombardeo y contaminación audiovisual estarán a la orden del día, porque ya no serán promocionales únicamente referentes a los candidatos y sus partidos, sino que también habremos de chutarnos las campañas de los candidatos independientes; pero no nada más propuestas, compromisos y promesas de siempre, sino también habremos de tener que soportar la continuación corregida y aumentada de las denominadas campañas negras, denuestos entre un partido y otro o entre todos, así como de los mismos candidatos en donde se harán señalamientos obviamente muchos de ellos sin fundamento alguno y otros bien sustentados, pero de que llamarán la atención, pues claro que sí.

Estas campañas de difamación, de acusaciones, de señalamientos y de ataques directos e indirectos podrían ser los que más prevalezcan hasta que concluyan estas campañas. Así que hasta podría haber conatos de violencia y conflictos serios en donde pudieran salir personas lastimadas y hasta muertas pero nada más del lado de los llamados partidos populistas, tal y como se consideró alguna vez al Partido de la Revolución Democrática (PRD), cuando era un partido serio y no la caricatura que es hoy en día; partido al que se le identificaba con hechos violentos y vandálicos, pero que era, fue, el único partido político con más víctimas entre sus militantes, pues se llegó a documentar alguna vez que hubo hasta más de 300 asesinatos de militantes perredistas durante procesos electorales y de proselitismo, durante todo el sexenio salinista.

¿Y por qué se identificaba al PRD como un partido violento y vandálico? Pues porque a alguien se le ocurría organizar actos violentos y se los achacaban al PRD solamente porque quienes hacían destrozos llevaban puesta una camiseta con las siglas de dicho partido. ¿Cosa extraña, no? Digo, porque si alguien va a cometer una fechoría, pues trata de cubrirse para que no lo descubran y por esto hasta se llega a disfrazar para no ser identificado; sin embargo, si quiere que de inmediato se sepa quién es, pues obviamente no se tapa la cara y hasta desnudo hace sus balandronadas para se le identifique luego, luego.

Recuerdo que cierta vez el ingeniero don Heberto Castillo Martínez, relataba que al ir llegando a su tierra natal en el estado de Veracruz, viajando en automóvil él y su señora esposa, fueron sorprendidos por hechos violentos que se estaban llevando a cabo en su pueblo y que le había llamado la atención que gente armada con garrotes traían camisetas con el escudo del PRD y otros con la camisa abierta también enseñaban una camiseta similar, abierta la camisa como a propósito para que se vieran las siglas del PRD; pero lo más curioso es que ni él ni ningún otro de los habitantes de ese pueblo de nombre Hixhuatlán, pudieron identificar como vecinos del lugar a los agresores, por lo que se dedujo posteriormente que no eran lugareños; pero, ¿quiénes y de dónde eran, y quién los había mandado a hacer alboroto en un mitin que ahí se celebraba?

Es obvio que cuando se trata de desprestigiar a una persona o a un grupo en particular, pues no hay de otra más que de nombrar a quien supuestamente se está a favor, como el caso aquél en donde una señora de nombre Eva Cadena se ve en un video recibiendo dinero y quien se lo entrega no deja de decir que es medio millón de pesos para López Obrador, enfatizando varias veces esta frase de que es para López Obrador. Más burdo que nada resultó ser este video, porque en casos así, lo que menos se menciona es el nombre de alguien precisamente para no comprometer a nadie.

Sea pues. Vale.

Escribir un comentario

Utiliza los comentarios para expresar tus ideas, opiniones y hasta contradicciones, siempre y cuando sean dentro del marco del respeto a terceros.


 

 Revista Perfiles, un sitio de periodismo ciudadano, con información y opinión proporcionada por ti. Escríbenos a redaccion@revistaperfiles.org y tus ideas serán publicadas